Español | English
rss facebook linkedin Twitter

Cosas de las redes sociales...


Discolo de Acúgnon es un joven marcado por la sociedad, por la gente que le rodea, por el uso de las tecnologías actuales que tanta transcendencia tienen.

No sólo le bastaba que, cuando era pequeño, se rieran de él en el colegio o le grabaran mientras le acosaban (cualquiera puede encontrar vídeos de Discolo siendo acosado, pero no nos podemos permitir enseñarlo ni mostrar enlaces...) Quizás esto haya existido toda la vida, quien más quien menos en el colegio alguna cosa parecida ha visto, pero actualmente ya se encarga alguien de hacerlo público. Es posible legalmente restringir el acceso o publicación de esos vídeos? Sí, es posible pero, se hace inviable, dada la rapidez de transmisión de la información que tiene Internet.

Discolo se hizo algo mayor y sus compañeros de clase, cansados de los vídeos, se dedicaron a hacerle la vida imposible en Tuenti mediante fotos retocadas y test absurdos contestados con mala intención. Como dice el enlace, la AEPD tiene conocimiento de empresas que buscan fotos y noticias de los candidatos en estas redes sociales a la hora de contratar trabajadores. Discolo no sería un candidato óptimo si aparecen fotos vejatorias, comentarios inadecuados,...

Total, que Discolo, que en sus ratos libres en casa se dedicaba a "probar" cosas nuevas en su ordenador, usó facebook para devolvérsela a sus "amigos"... Sí, ahora tiene todos sus datos y dispone de ellos para hacer el mal. Hay que tener cuidado con dejar los datos personales por cualquier sitio, sobre todo en redes sociales en las que gente como Discolo llega a crear perfiles.

No sólo eso, sino que puso un enlace a un vídeo en el que supuestamente se podía suplantar la identidad de una cuenta de facebook mediante una aplicación. Por supuesto, sus contactos vieron el vídeo, se instalaron la aplicación, pero no funcionó nada, excepto para Discolo (este vídeo se ha suprimido por razones éticas, puedes encontrar algunos en Internet) No te descargues nada que no sepas lo que es.

Y Discolo, con esa infancia tan violenta, se ha puesto de parte de los malos, a los que revende la información de su BBDD sobre sus amigos de Facebook. Él gana dinero y los compradores ganan dinero con actividades peligrosas. Y ya puestos, se ha dedicado a trastear en twitter, usando las aplicaciones que usa el personal de Twitter para la gestión y mediante phishing! Fallo de seguridad de twitter y de los usuarios que pican con el phishing!

Sin embargo, las autoridades han iniciado un proceso judicial contra él, a través de facebook, ya que no han podido encontrarlo en su domicilio. ¿Que si es legal? Que se lo pregunten a los australianos, que como nombra el artículo de El País lo han usado para notificar la pérdida de una casa por no pagar la hipoteca! No hagas el mal, tienes muchas papeletas de que te pillen, y si es por facebook se entera tanta gente es más fácil que salga en las noticias!


Miguel López-Negrete
S21sec labs

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola, es un tema interesante el de las redes sociales, pero me gustaría resaltar algunas cuestiones, y es que la dificultad de perseguir estas vulneraciones al derecho al honor por la publicación de videos vejatorios en redes sociales, no se debe sólo a la rapidez con la que se suben sino a que en muchas ocasiones la red social en cuestión tiene su sede en EEUU y allí prima el derecho a la libertad de expresión y de prensa sobre al derecho al honor como derechos constitucionales, como ocurrió en el caso de un discapacitado psíquico que fue humillado en Youtube, pero en este caso Youtube no estaba obligada a retirar el video, no se podía hacer nada legalmente, si bien es cierto que por la presión social de la AEPD y de los medios de comunicación, Youtube (Google) acabo retirando el video en cuestión. Por otro lado las personas físicas no tienen responsabilidad sobre los datos personales de terceros, son los prestadores de servicios de la información los que tienen que velar por los contenidos, aunque no pueden ser sancionados a no ser que se demuestre su mala fe o falta de diligencia intencionada.


(+34 902 222 521)


24 horas / 7 días a la semana



© Copyright S21sec 2013 - Todos los derechos reservados


login