Español | English
rss facebook linkedin Twitter

La Increíble historia de Discolo

Discolo de Acúgnon, como ya mencionamos hace un mes en este blog, es un chico marginado por la sociedad y los amigos. Este chico se introdujo dentro de las redes sociales con el fin de encontrar nuevas oportunidades para devolver todo el mal que amigos y conocidos le habían hecho.

Discolo de Acugnon aprovechando el boom de estos sitios dentro de Internet, se dedicó a espiar a su ex-novia (previamente agregada como amiga), día a día y en cada momento, él sabía dónde estaba la chica que le había partido el corazón, gracias, entre otras cosas, a los COMENTARIOS PÚBLICOS que le hacían amig@s o a los cambios de estado que ella misma introducía. No conforme con esto, nuestro personaje sabía todos los actores preferidos de ella, a lo que creó un nuevo usuario con uno de sus actores preferidos, llamado Hector. Discolo se dedicó a investigar un poco sobre dicho actor y el resto lo dejó en manos de su imaginación. La chica absorta por ver a su actor preferido en la red social decidió agregarse, pero no solo ella, sino también 200 quinceañer@s y no tan quinceañer@s más. A nuestro amigo Discolo de Acugnon se le hicieron los ojos chiribitas. De esta forma consiguió, por un lado, completar su BBDD (Base de Datos) con información personal de cientos de personas (no sólo los que se habían agregado al actor, sino también los amigos de amigos de los que se habían agregado a dicho actor), gracias, entre otras cosas, a las configuraciones por defecto.

Por otro lado, nuestro amigo Discolo de Acugnon conoció a una chica, llamada Lena, por medio de esta red social, creyendo que era la prima de su ex-novia. Seducirla sería la venganza perfecta. Esta chica era menor de edad, pero a nuestro misterioso personaje no le importaba. Éste se dedicó a mandarle mensajes privados en cada momento con el fin de obtener relaciones sexuales, es decir, empezó a realizar Grooming. Pero la pobre víctima no sabía nada o quizás demasiadas cosas sobre redes sociales...

Lena que era una chica un poco Geek, cosa extraña para su edad, ya había oído hablar de fraudes dentro de la red y siempre andaba precavida dentro de la misma. Al ver la maldad acumulada de nuestro personaje, decidió darle un merecido. Primeramente, le pidió el correo con el fin de acercar posturas, cosa, que Discolo, cegado por sus objetivos finales, aceptó y ofreció rápidamente. Seguidamente, creó un e-mail fake de los que mandan las redes sociales cuando ocurre un evento en tu perfil, es decir, nuestra pequeña niña, hizo lo que en el argot informático se denomina phishing. Una vez obtenido su nombre de usuario y contraseña, Lena decidió ir más allá de conseguir y explotar los míseros pero valiosos datos personales. Lena empezó a mandar mensajes privados a los amigos más allegados y familiares de Discolo alegando que él estaba muy enfermo y necesitaba que le mandaran 200€ para poder pagar su tratamiento. Los amigos y familiares, como el resto de la humanidad, piensan que toda la información que corre por la red de redes es verdadera y no sólo eso sino que se piensa que el que manda el mensaje es quien dice ser. Al final del día, Lena, un hombre barbudo con pelo en pecho disfrazado de una niña aparentemente inocente, cogió sus cosas y se fue a Río de Janeiro a disfrutar de los carnavales y a beber unas caipirinhas.

Pero el mundo seguía, las redes sociales iban superando día a día el número de usuarios (conocido como el BOOM de las redes sociales) y no solo eso, sino que fueron evolucionando hacia una mayor capacidad de almacenamiento para compartir datos , más juegos con los que conocer datos personales, inclusión de chats dentro de las redes sociales y por qué no, la introducción de música o la agregación de canales de Last.fm dentro de la red social. Muchas de estas cosas ya están implementadas y otras estarán en proyecto pero, lo importante ahora no es el protagonismo que nos dan las redes sociales, ni tampoco el afán por conocer lo que hace el vecino , sino que debemos pensar en la educación de los adolescentes que tantas horas al día pasan en estos sitios web.

Debemos educarles y enseñarles las virtudes y deficiencias de éstos sitios, como ver que una persona es quien dice ser (con alguna que otra pregunta) y con qué fin han sido creados las redes sociales y con qué límites deben ser usadas.

Aitor Corchero Rodríguez
S21sec labs

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Tu si que eres un geek... saludos a lusa y iosu

ReC dijo...

Joooooo... si que fue increible!

Bueno, estoy de acuerdo en que hay que educar... pero que podemos hacer al respecto? Como frenamos? Como advertimos? Cuantos padres monitorean a sus hijos? Cuantos padres geeks hay? 0_o

S21sec labs dijo...

Primeramente, no hace falta ser un padre Geek para saber que en Internet hay información de todo tipo (como la TV en sus comienzos) en la que cierta información debe ser controlada.

Centrandome en el aspecto de educar, frenar, advertir a la gente de los peligros de las redes sociales, es conveniente hacerles ver lo siguiente:

- En la vida real tu no das fotos o dices lo que vas a hacer mañana a gente desconocida, entonces, por qué en Internet sí???
- Enseñar a la gente que las aplicaciones y más en las que introduces datos personales, puedes configurarlas de una forma sencilla para que no se vean o por lo menos para controlar quien los ve dichos datos (es conveniente hacerlo).

Haciendo referencia a monitorear a tus hijos, creo, que no es conveniente coartar su libertad controlando todo lo que hacen y dicen. Tan solo basta con enseñarles los peligros que existen en la vida cuando das a una persona desconocida demasiados datos sobre tu vida que, quizas, no le interesen.

Aitor Corchero Rodriguez

lusa ;) dijo...

No quiero que me salude


lusa

Marco Ulpio dijo...

Muy bueno el artículo. Desde los tiempos de Esopo, las fábulas suelen ser la mejor manera de llegar a todo el mundo :D

Como padre Geek ;) deciros que a mi hija quinceañera -ya estoy empezando a dar datos a desconocidos :D- lo que trato de inculcarle es capacidad de crítica, que piense, que analice.

El nivel de fiabilidad de la TV, radio y prensa para la gente es muy alta. Poca gente lee la misma noticia en más de tres medios de corrientes de pensamiento distintos al de uno mismo.

Espero más capítulos de éstos, Aitor. Aupa!!

Anónimo dijo...

OYE TE SALISTE CON ESA CHARRA, DEBERAS QUE TIENES IMAGINACION, ME PARECE QUE SIEMPRE AHI GENTE QUE ASI COMO LAS ESCRIBE AHI OTRAS QUE SE LAS CREEN, DE PERDIS ME HIZO REIR, SALUDOS A TODOS LOS GULLIBLE POBRECITOS JEJE


(+34 902 222 521)


24 horas / 7 días a la semana



© Copyright S21sec 2013 - Todos los derechos reservados


login