Español | English
rss facebook linkedin Twitter

Sé lo que estás pensando

Desde que en 1999 se realizó la primera demostración experimental donde a través de neuronas corticales se conseguía controlar un brazo robótico [1], la interacción cerebro-máquina (BMI o brain-machine interface) ha sido un área de creciente estudio entre la comunidad científica.

Las BMIs han sido concebidas principalmente para potenciar nuevas terapias en la restauración del sistema motor en pacientes con lesiones severas tales como la esclerosis lateral amiotrófica, daños en la médula espinal o parálisis cerebral. Recientes estudios muestran avances en la restauración de miembros amputados mediante dispositivos protésicos controladas por el sistema nervioso [2] y la posibilidad de comunicarse mediante impulsos eléctricos generador por el cerebro sin necesidad de utilizar el aparato fonador [3].

Al margen de las aplicaciones terapéuticas, ¿a alguien se le ha ocurrido otros usos?. Parece que sí, comenzando por las artes, donde se propone el uso del cerebro para la creación de música y el control de instrumentos musicales [4]. La industria del videojuego no podía quedarse atrás y busca nuevas interfaces para sus videoconsolas en las que utilizar los impulsos cerebrales para interactuar directamente con el juego. Un ejemplo de ello es la compañía Emotive Systems quienes prometen próximamente el control y manipulación de objetos o cambios del entorno dentro de un videojuego de acuerdo a tu estado emocional.

HACKyourMIND by kingkongirl. Creative Commons Licence.Hasta ahora hemos visto aplicaciones para mejorar nuestra calidad de vida en un futuro no muy lejano. Sin embargo, la industria militar está al tanto de estos avances [5] y el gobierno estadounidense invertirá cuatro millones de dólares para comenzar el programa "Silent Talk" cuya meta principal es permitir una comunicación entre militares dentro del campo de batalla sin la necesidad de usar el habla vocalizada mediante el análisis de la señal neuronal. Aunque en estado embrionario, existen estudios para leer la mente humana con el objetivo de interrogar a enemigos, saber en qué están pensando y si mienten.

Si estas metas se consiguen, ¿dónde quedan los derechos de privacidad de un individuo si consiguen leer nuestras mentes?, ¿comenzará un nuevo modelo de hacking biomecánico?

Desde el punto de vista de la seguridad digital debemos tener en mente los nuevos avances en neurocomputación biológica para adelantarnos a futuras amenazas.

Referencias:
  1. Real-time control of a robot arm using simultaneously recorded neurons in the motor cortex. John K. Chapin et al. Nature Neuroscience 2, 664 - 670 (1999)
  2. Neuronal ensemble control of prosthetic devices by a human with tetraplegia. Leigh R. Hochberg et al. Nature 442, 164-171 (2006)
  3. A spelling device for the paralysed. Birbaumer, N. et al. Nature 398, 297-298 (1999)
  4. Mental ways to make music. Cane and Alan. Financial Times, London (UK), 22 April 2005, p12.
  5. Emerging Cognitive Neuroscience and Related Technologies. The National Academy Press (2008)

Israel Varea
S21sec e-crime

3 comentarios:

Tampopo dijo...

Vamos a tener que considerar los gorritos de papel de aluminio otra vez :P

La imaginacion me da muchas vueltas del riesgo que supondria el uso a gran escala de estos dispositivos a poblaciones enteras.

Anónimo dijo...

Cuando los militares anuncian que están "estudiando la posibilidad", quiere decir que ya lo tienen prácticamente terminado si no se está utilizando ya.

Ningún gobierno del mundo "revela" estudios militares hasta que estos dejan de ser secretos.

jose luis dijo...

LEER LA MENTE algo tan antiguo y trajinado por historiadores ,misticos ,religiosos ,profetas y demas. Por demas muy usual y comun en las comunidades de caracter espiritual como los lamasterios,sin embargo cuando la cienci lo hace tangible es asombroso y peligroso de verdad,sobre todo en lo militar ,donde el SECRETO es ley y donde la experimentacion tiende a ser maliciosa y peligrosa para la integridad humana.


(+34 902 222 521)


24 horas / 7 días a la semana



© Copyright S21sec 2013 - Todos los derechos reservados


login