Español | English
rss facebook linkedin Twitter

Te vigilo.

Ayer tuvimos noticia de un hecho preocupante, un chalet con “máxima seguridad” (cámaras, servicio de vigilancia,..) fue asaltado con sus dueños dentro. Se les agredió y robó sin que nada pudieran hacer. Las cámaras de vigilancia fueron testigos mudos ya que no se sabe todavía muy bien como fueron inutilizadas.


Parece ser que sintonizando la frecuencia en la que emiten las cámaras inalámbricas la señal es interceptada y manipulada si se encuentra sin cifrar. Este lamentable hecho que se supone realizado por mafias organizadas, desgraciadamente no es tan difícil de llevar a cabo. Las cámaras de vigilancia inalámbricas que desde diferentes establecimientos nos vigilan son igualmente fáciles de manipular.
La señal que emiten las cámaras que están sin proteger se intercepta con un aparato muy común y cualquiera puede ver lo que sucede en tiempo real en el local desde la calle (recogida de caja, escondite de la recaudación, horario de apertura y cierre, …) de esta manera la seguridad queda en entredicho y es que el mundo de la seguridad no se libra del intrusismo.
Debemos ser conscientes de que ciertos trabajos necesitan realizarse por especialistas preparados que garanticen un servicio eficiente y eficaz. Para poder asegurarse que la empresa que se contrata para la instalación de su sistema de vigilancia es realmente la adecuada debe cerciorarse que está acreditada ante el Ministerio de Interior y cumple el Real decreto 2364/1994, del 9 de diciembre, que aprueba el reglamento de seguridad privada. Además estas instalaciones tienen que estar registradas en la Agencia de Protección de Datos y en la Policía. Aunque en muchos casos poseen un cartel que informa a sus clientes que están siendo grabados, la instalación debe garantizar su seguridad e impedir que terceros no autorizados accedan a esos datos (LOPD). El no cumplimiento de estos requisitos conllevan unas multas que van desde los 600 hasta los 60.000 euros.

Existe en la sociedad el debate sobre la conveniencia o no de instalación de cámaras de vigilancia en la vía pública, ¿servirán realmente para su cometido? ¿Estaremos así más seguros?

Amaia Urtasun
S21sec - e-crime

3 comentarios:

nade dijo...

Sería interesante ver la noticia del robo.

Un cordial saludo

Tampopo dijo...

El problema de cederle a las autoridades mas poder son las dudas de si estas seran responsables y no se excederan. Por eso soy de los que piensan que hay que ponerlas un limite y restringir el nivel de intrusismo de estas. Por lo que no creo que poner camaras a mansalva beneficie a nadie.

Se ha demostrado en Paises como Reino Unido, donde las autoridades tienen estos recursos que no ayudan nada a bajar el nivel de criminalidad. Y los ciudadanos comunes son expuestos al ojo del gran hermano.

Lo que me preocupa es que con la excusa del "terrorismo" prefabricado estas medidas tengan mas bien otros fines.

Anónimo dijo...

Anular un sistema de camaras wifi no puede ser mas simple: inyectando ruido electrico en la banda.

Otra cuestión. Estoy de acuedro con Tampopo, tanta cámara no sirve mas que para controlar a los inocentes, los delincuentes saben las contramedidas a tomar, como ha sido el caso.


(+34 902 222 521)


24 horas / 7 días a la semana



© Copyright S21sec 2013 - Todos los derechos reservados


login